sharon-mccutcheon-oKay0q7Pa30-unsplash.j

¿Cuál es la relación entre la Diabetes tipo 2 y el fallo renal (Diálisis)?

Si tienes diabetes, el nivel de azúcar en su sangre es muy elevado. Con el tiempo, esto puede causar daño renal. 

Si están dañados tus riñones, los desechos y los líquidos se acumulan en la sangre en lugar de salir de tu organismo. El daño renal ocasionado por la diabetes se denomina nefropatía diabética.

 

Este daño renal empieza aún antes  de que aparezcan los síntomas. Las personas con diabetes deben someterse a pruebas periódicas para detectar la nefropatía. Las pruebas incluyen un examen de orina y un análisis de sangre para ver qué tan bien los riñones están funcionando. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, se ha reportado que los pacientes con daño renal NO son detectados a tiempo por la ausencia de síntomas claros, esto conlleva a que más del 80% de los casos sean diagnosticados en procesos de emergencias médicas, cuando hay que ayudar a los riñones a retomar parte de su funcionamiento normal sin demora.

Si el daño continúa, los riñones pueden fallar. De hecho, la diabetes es la causa más común de insuficiencia renal en el mundo. Las personas con insuficiencia renal requieren diálisis o un trasplante renal.

 

Es posible retrasar el progreso del daño renal o impedir que empeore. Controlar la glucemia y la presión arterial, tomar los medicamentos, no comer demasiadas proteínas puede ayudar. Y ahora con pruebas como INNOVATIO ND2™ o PromarkerD™ (como se conoce en algunos países), se puede identificar el riesgo antes que los síntomas aparezcan, una vez que el paciente es diagnosticado con Diabetes tipo 2.