blood-collection-2722940 (1).jpg

Pacientes

Enfermedad Renal Diabética (ERD)

  • La enfermedad renal diabética (ERD) es el daño renal causado por la diabetes, también se conoce como enfermedad renal crónica (ERC) o nefropatía diabética.

  • Uno (1) de cada tres (3) adultos estadounidenses con diabetes tienen Enfermedad renal diabética (ERD).

  • Las pruebas estándares existentes No pueden predecir el riesgo de desarrollar ERD.

¿Qué sucede cuándo tienes enfermedad renal diabética?

  • La función de sus riñones es filtrar los desechos y el exceso de agua de la sangre, produciendo orina en el proceso.

  • Las personas con diabetes tienen niveles altos de glucosa en la sangre que pueden dañar progresivamente los vasos sanguíneos en los riñones. Muchas personas con diabetes desarrollan presión arterial alta, que también puede dañar los riñones. Los riñones dañados significan que se reduce su capacidad para filtrar los desechos.

 

  • En casos severos, la enfermedad renal diabética puede conducir a insuficiencia renal. Las únicas opciones de tratamiento para la insuficiencia renal permanente son el trasplante de riñón o la diálisis de por vida.

Nuevo enfoque

 

estuche innovatio web.png
  • INNOVATIO ND2™, es la primera prueba que predice la aparición de Enfermedad Renal Diabética (ERD).

  • INNOVATIO ND2™, predice la aparición antes que aparezcan los síntomas clínicos; en estudios clínicos validados, la prueba predijo el 86% de los diabéticos sanos que desarrollaron enfermedad renal crónica en cuatro años. 

  • INNOVATIO ND2™, permite al paciente implementar medidas preventivas que incluyen cambios en la dieta, modificaciones en el estilo de vida y medicamentos para controlar la presión arterial y otros que tienen evidencias de ser menos dañinos para los riñones, antes que ocurra el daño renal. Este enfoque proactivo y preventivo de la atención médica conduce a mejores resultados de salud para los pacientes y simplifica la atención por parte de los médicos.

¿con qué frecuencia me debo hacer la prueba?

Esta recomendación se la hará su médico, sin embargo, guías internacionales que se utilizaron en el desarrollo de esta prueba y los estudios científicos recomiendan que de acuerdo al resultado de su prueba, deben repetirse con la siguiente frecuencia:

 

  • Pacientes con Riesgo Pronostico Bajo: deben realizarse la prueba cada 12 meses, debido a que, si bien su riesgo es bajo al momento de tomar la prueba, la realidad es que siendo un paciente diabético, su riesgo puede elevarse en la medida en que transcurre el tiempo y la recomendación es tener resultados anuales.

  • Pacientes con Riesgo Pronostico Medio: ya en este caso, adicional a las medidas de cambios en su estilo de vida, medicamentos etc., que pueda tomar su médico, la recomendación es hacerse la prueba cada 6 meses.

  • Pacientes con Riesgo Pronostico Alto: siguiendo la ruta de prevención y manejo clínico dictados por su médico, que pueden ser similares a los pacientes de riesgo medio o aún más restrictivas, la recomendación es tener resultados de esta prueba cada 3 o 4 meses, dependiendo del juicio clínico, cada médico conoce los antecedentes específicos de sus pacientes y debe ajustar la medición del riesgo de acuerdo a esto.

¿Puedo influir en los resultados de mis próximas mediciones?

run-1290022.jpg
pexels-lisa-fotios-1351238.jpg

Esta es una excelente pregunta que se deben hacer todos los pacientes al tomar esta prueba y la respuesta concreta es; 

 

Sí. Una vez tenga los resultados de una primera prueba, cada médico debe establecer y compartir con su paciente el plan de acción a seguir, el mismo contendrá ajustes muy importantes de acuerdo al estilo de vida y si posee otras condiciones de salud, como hipertensión arterial, niveles de colesterol elevados, condiciones cardiovasculares entre otras, el fiel cumplimiento y el compromiso personal de cada paciente con este plan de acción redundará en un impacto directo en cuanto al riesgo de progresar o no a Enfermedad Renal Diabética en el tiempo. 

 

La sensibilidad de esta prueba es muy alta, por lo que el resultado de la disciplina de cada paciente en cuanto a las metas y recomendaciones que su médico establezca, puede ser visible en las siguientes tomas de muestras para la prueba.

Esto es, sin duda, ¡una muy buena noticia!, ya que cada paciente con variables de riesgo controlables; como cambios en su estilo de vida, hábitos alimenticios sanos, eliminación de tabaco, ajustes en la medicación para distintas condiciones, podrán “mover” su riesgo hacia una cifra mejor (disminución del riesgo). De la misma manera, si el paciente no adopta las sugerencias de prevención dadas por su médico y cambios necesarios, la prueba podrá revelar un incremento en el mismo en las lecturas siguientes.

!El control de su posible riesgo está en sus manos!